Las repúblicas de la URSS intentan pararle los pies a Rusia

Título

Las repúblicas de la URSS intentan pararle los pies a Rusia

Autor

El País

Fecha

01/09/1991

Fuente

El País

Descripción

La veloz sustitución de la URSS por un Estado de nuevo cuño guiado por Rusia está provocando una reacción en cadena en las restantes repúblicas, que temen un renacimiento de las ansias imperiales.

Texto original

La veloz sustitución de la URSS por un Estado de nuevo cuño guiado por Rusia está provocando una reacción en cadena en las restantes repúblicas, que temen un renacimiento de las ansias imperiales. Así lo expresaba ayer mismo Islám Karimov, presidente de Uzbekistán, minutos después de que esta república y la de Kirguizistán declararan solemnemente su derecho a la independencia.

Sin menoscabar el protagonismo de los rusos en la liquidación del golpe de Estado del pasado día 19, Karimov advirtió al presidente de Rus la, Borís Yeltsin, que ello no le da derecho a esta república (en la que habita más de la mitad de la población de la moribunda Unión Soviética) a "ponerse por encima de las otras". "Estas acciones no conducirán a nada bueno", advirtió.Este sentimiento pesó fuertemente, asimismo, en la última decisión del Sóviet Supremo, que ayer dejó de existir para permitir que a partir del lunes el Congreso de los Diputados del Pueblo (el superparlamento de la URSS) renueve su composición, por entender que ha sido cómplice de los golpistas; su presidente, Anatoli Lukiánov, se encuentra detenido bajo la acusación de alta traición. Antes de autodisolverse, el Sóviet Supremo nombró una. comisión para investigar la frustrada Intentona golpista. Los representantes de las repúblicas rechazaron la composición inicial por entender que incluía una excesiva representación rusa e impusieron una composición acorde con cuotas republicanas.

De todas formas, estos temores nada podrán contra una realidad profundamente teñida por el racionalismo ruso. Incluso el primer ministro de Rusia, Iván Siláiev, prefiere seguir al frente del Gobierno de la república antes que encabezar, como pretende el presidente Mijaíl Gorbachov, el Gabinete de la URSS.

Anatoll Sobehak, alcalde de Leningrado (la segunda ciudad de la URSS), sale entretanto en defensa de la continuidad de Gorbachov al frente del Estado y asegura que "no es una pieza de ajedrez en manos de Yeltsin". "El país le necesita", afirma en una entrevista.

 

Páginas 2 a 4

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de septiembre de 1991

Archivos

Las repúblicas de la URSS intentan pararle los pies a Rusia _ Edición impresa _ EL PAÍS.pdf

Citación

El País, “Las repúblicas de la URSS intentan pararle los pies a Rusia,” Repositorio HISREDUC, consulta 24 de julio de 2024, http://repositorio.historiarecienteenlaeducacion.com/items/show/5130.

Document Viewer