Los Schindler asiáticos. Artículo de prensa.

Título

Los Schindler asiáticos. Artículo de prensa.

Autor

Ismael Arana.

Fecha

03/10/2015

Fuente

El Mundo

Descripción

Interesante artículo sobre la intervención de dos diplomáticos orientales, el cónsul de China en Viena (Austria) y el de Japón en Kauna (Lituania) para salvar la vida de miles de judíos que gracias a ellos lograron escapar de la represión nazi. Muchos de ellos fueron a parar a Shanghai (Hong Kong), donde se fue formando un gueto judío.

Texto original

HOLOCAUSTO JUDÍO
Israel los reconoció con el título de 'Justo entre las Naciones'
Los Schindler asiáticos
Ho Feng Shan, cónsul de China en Viena (izqda.), y Chiune Sugihara, cónsul japonés en Kaunas, salvaron a miles de judíos del Holocausto. AFP / GETTY
Decenas de miles de judíos se salvaron del Holocausto gracias al cónsul de China en Viena y al de Japón en Kaunas
Emitieron de 6.000 a 22.000 visados y cada uno servía para una familia entera

En uno de los periodos más oscuros de la Humanidad, con las tropas nazis adueñándose de media Europa, la pluma de dos diplomáticos asiáticos rubricó la suerte de millares de judíos que, gracias a su intermediación, pudieron escapar de una muerte casi segura.
Aunque es imposible determinar el número exacto de los que salvaron, se estima que Ho Feng Shan, cónsul chino en Viena (Austria), y Chiune Sugihara, su homólogo japonés en Kaunas (Lituania), emitieron de 6.000 a 22.000 visados entre ambos, una cifra que no refleja la magnitud de su acción, ya que uno solo de esos documentos podía servir como salvoconducto para una familia entera.
Sin embargo, la hazaña de los Schindler de Asia apenas es conocida (todo lo contrario que la del empresario alemán Oskar Schindler). Mientras que Ho terminó llevándose el secreto a la tumba, Sugihara sólo recibió un merecido reconocimiento hacia el final de su vida.
Nacidos a principios de siglo, sus orígenes eran bien diferentes. Ho provenía de una pobre zona rural y Sugihara creció en el seno de una familia acomodada, pero ambos eran aplicados estudiantes que, tras la universidad, iniciaron su carrera diplomática. Fue en las postrimerías de los años 30 cuando recalaron en Europa, con Ho ocupando su cargo vienés en 1938 y Sugihara el de Kaunas un año después. Y fue también en ese mismo año cuando las naciones reunidas en Evian (Francia) decidieron no refugiar a los judíos que huían de los nazis.
"Nadie los quería", apunta Glenn Timmermans, especialista en el Holocausto de la Universidad de Macao. "Pero ellos decidieron contravenir las órdenes directas de sus respectivas embajadas, y cada uno por su cuenta empezó a ayudarlos aun a riesgo de hacer peligrar su carrera".
Se estima que, en dos años, Ho expidió entre 4.000 y 12.000 visados con destino a Shanghai, una ciudad ocupada entonces por los japoneses pero cuyo puerto permanecía abierto a todos y carecía de controles de inmigración.
Visado a Shanghai expedido por Ho Feng Shan. CORBIS
Aunque no se necesitaba un visado para entrar, sí que era fundamental para que los judíos pudieran salir del país. Por eso, algunos emplearon este documento para viajar a Shanghai, mientras que otros lo utilizaron para obtener una visa de tránsito y recalar en un tercer país como Estados Unidos o Filipinas.
Eric Goldstaub contaba con 17 años por entonces. Tras pasar semanas de puerta en puerta buscando un visado, fue Ho quien finalmente se lo concedió. "¡Qué sorpresa nos esperaba! Una agradable recepción, una sonrisa amistosa y un mensaje: traed vuestros pasaportes y os daré un visado para nuestro país", escribió en sus memorias. Él fue una de las 20 personas de su familia que pudo abandonar Europa gracias al cónsul chino.
El rumor de que Shanghai era un lugar seguro y de que un cónsul estaba dispuesto a ayudarles se extendió rápidamente, y hasta mayo de 1940 Ho continuó con su labor. "Viendo a los judíos condenados era natural sentir compasión por ellos", declaró el diplomático en una ocasión.
Mientras, en la Kaunas ocupada por los soviéticos, la situación no era mucho mejor. Tanto los judíos locales como aquéllos provenientes de Polonia estaban en una situación desesperada, y en Sugihara muchos encontraron su salvación. Si Ho utilizó Shanghai como vía de escape, Sugihara echó mano de una treta similar.
Japón sólo podía ser un destino de paso a un tercer país, y los requisitos para lograr la autorización eran difíciles de cumplir. No obstante, el cónsul nipón hizo caso omiso de las exigencias de su Ministerio y comenzó a expedir visados válidos para 10 días de tránsito en Japón. Se calcula que entre 2.000 y 10.000 judíos abandonaron así Lituania y, tras cruzar Rusia en el Transiberiano, llegaron a un país donde algunos permanecieron durante la guerra mientras que otros fueron enviados a Shanghai.
Tras el fin de la guerra
Tras la contienda, cada uno continuó con su vida. Ho, que siguió al bando nacionalista en su huida a Taiwan, fue diplomático en varios países más para luego retirarse en San Francisco, donde murió en 1997. Tras su entierro, su hija Manli Ho comenzó a investigar la vida de su padre y sacó los hechos a la luz a raíz de una persona que le contactó.
"Durante su vida, mi padre ni buscó ni recibió reconocimiento alguno por lo que hizo. Como otros tantos, no pensó que había hecho algo particularmente heroico. Hizo lo que debía hacer, de acuerdo con su corazón y su conciencia", declaró Manli a este diario.
Por su parte, Sugihara renunció a su carrera tras año y medio en una prisión europea y se dedicó a los negocios en Rusia, donde vivió 16 años. Tras jubilarse, volvió a su Japón natal y, en 1986, falleció.
En 1985, Israel otorgó a Sugihara el título de 'Justo entre las Naciones'. Ho también lo recibió a título póstumo en el año 2000.
Estos días, una exposición sobre el gueto de Shanghai en la ciudad de Hong Kong recuerda a estos dos hombres.
"Es impresionante la cantidad de familias que lograron salvar", reconoce la organizadora de la muestra, April Kaminsky. "Con una simple firma en un papel, cambiaron el destino de millares de personas".

Archivos

Ho Feng Shan.jpg
Visado a shanghai.jpg

Citación

Ismael Arana., “Los Schindler asiáticos. Artículo de prensa.,” Repositorio HISREDUC, consulta 18 de enero de 2022, http://repositorio.historiarecienteenlaeducacion.com/items/show/4253.